Restauración y Conservación de Obras de Arte

 

En la elección de métodos y materiales se tiene en cuenta principalmente que toda la intervención va encaminada a la conservación y consolidación material de la Obra.

 

Todos los materiales que se emplean atienden a las condiciones exigidas en la restauración de Obras de Arte: reversibilidad, inalterabilidad de las propiedades químicas y mecánicas, baja toxicidad e inocuidad para los materiales originales.

También es muy importante considerar conjuntamente los valores estético e histórico del objeto. La intervención se realiza de tal forma que devuelva a la obra su integridad estética y además conserve las marcas que el tiempo ha dejado sobre la ella. La sensibilidad del restaurador aúna estos dos objetivos de forma que se respeta el paso del tiempo, pero eliminando aquellas huellas que resulten estéticamente desagradables (manchas, rotos, etc.).

 

Se le devuelve a la obra su legibilidad desde el punto de vista estético, salvaguardando sus valores documentales sin eliminar aportaciones de otras épocas. Se realizan las restauraciones considerando el valor histórico de la pátina y se mantienen los añadidos históricos siempre que no afecten al original.